Aarón Alvarado comenzó su historia de éxito profesional con un título de Asociado en Programación de Sistemas de Informática en St. Augustine College en 1998. Luego continuó su educación en la Universidad Northeastern donde se graduó como Ingeniero de Sistemas. Hoy es un exitoso director de sistemas de informática en una compañía holandesa que tiene subsidiarias en Europa y América Latina, lugares a los que debe viajar constantemente para administrar proyectos de redes de infraestructura en informática.

“No pensé que iba a llegar tan lejos porque mi ambición como todo universitario era graduarme y conseguir un trabajo, pero con la base que me dio St. Augustine College y con lo que continué en la Universidad Northeastern, cree mucha confianza en mí mismo, en competir y en ser competitivo”, dijo Aarón Alvarado.

Alvarado cree que su historia de éxito la puede igualar y superar cualquier persona. “Mi mensaje para los hispanos es que no tengan miedo, que estudien, que sean agresivos cuando se gradúen, que mantengan las ganas al tope, y sobre todo que dejen el temor, porque los graduados de SAC son competitivos y afuera todos somos iguales”, señaló. “En el mundo real me he dado cuenta que SAC no debe envidiar a ninguna universidad, porque SAC lo tiene todo”.