Es la tercera ciudad más importante de los Estados Unidos y en 2016 fue visitada por más de 54.1 millones de personas, de acuerdo al Departamento de Turismo de la Municipalidad de Chicago. 

Conocida como “La Ciudad de Los Vientos”, tiene una población de 9.4 millones de habitantes (incluidos los suburbios), de los cuales 28% son hispanos (80% de origen mexicano), según la Oficina del Censo. Chicago goza de un clima muy marcado en las estaciones climáticas: la temperatura promedio en primavera (marzo-mayo) es de 10°C; en verano (junio-agosto) de 27°C; en otoño (septiembre-noviembre) es de 17°C; y en invierno (diciembre-febrero) -5°C, pero el frío puede llegar a los 20°C bajo cero. 

Es una ciudad de grandes atractivos turísticos y por ello más de 54.1 millones de personas la visitaron en 2016, de acuerdo al Departamento de Turismo de la Municipalidad de Chicago. Está llena de rascacielos, luces y está situada a las orillas del famoso lago Michigan que le proporciona hermosas playas. Visitar esta ciudad es una experiencia única porque permite conocer de cerca la cultura norteamericana y sentir qué es vivir en una de las ciudades más grandes del mundo. 

Su arquitectura es reconocida por ser una de las más hermosas de los Estados Unidos y es sede de los más grandes espectáculos deportivos, musicales, teatrales y familiares. Sus atractivos son variados. Puede comenzar visitando el Chicago Cultural Center para disfrutar sus visitas guiadas o exposiciones; o disfrutar de la arquitectura de la ciudad con un paseo por la orilla del río Chicago y el lago Michigan, ya sea a pie, por barco o en bicicleta; también disfrutará de un encuentro con el arte urbano en casi cada esquina con esculturas de Picasso, Miró, Calder y Chagall entre muchos otros. 

Uno de los principales atractivos es el moderno y emblemático parque Millenium Park  -que en el verano ofrece conciertos gratuitos-, con su punto más concurrido: la espectacular escultura de Anish Kapoor llamada Cloud Gate, así como las espectaculares fuentes Buckingham Fountain y Crown Fountain. 

Otro atractivo es el tradicional Navy Pier, un enorme parque de atracciones que alberga una amplia zona comercial llena de vida y entretenimiento, con paseos en barcos de lujo y juegos mecánicos. Es la sede de la famosa Rueda de Chicago (Ferris Wheel), atractivo obligado de turistas y residentes de Chicago.  

Chicago tiene 15 impresionantes rascacielos y es la ciudad donde se construyó el primer rascacielos del mundo: el Home Insaurance Building construido en 1885 y que fue derrumbado en 1931. Parada obligada son los miradores de sus rascacielos emblemáticos: el Skydeck de la Torre Willis y el John Hancock Observatory del Edificio Hancock. La Torre Willis, conocida como Sears Tower, es el rascacielos más alto de Chicago con 443 metros de alto y 110 pisos. Construido en 1974, durante muchos años fue el edificio más alto del mundo hasta 1998 cuando comienza la construcción de las torres Petronas en Malasia. Su observatorio está a 412 metros de altura y es todo de cristal, si hace viento uno puede notar cómo todo el edificio se mueve. El edificio Hancock es el cuarto rascacielos más alto de Chicago con 100 pisos y 344 metros de alto, es uno de los más emblemáticos y sus formas trapezoides en la fachada, lo hacen reconocible desde cualquier punto de la ciudad. Ofrece vistas espectaculares del lago Michigan.   

Los museos son particularmente especiales en Chicago, pues albergan los artefactos más representativos de la historia de la humanidad. Los más destacados son el Museo Field, un museo de historia natural y antropología compuesto por más de 30 exposiciones permanentes que repasan toda la historia de la civilización humana incluyendo diferentes culturas y civilizaciones. Un especial atractivo es la exhibición de esqueletos de dinosauros más importantes de todo el planeta, como el mayor esqueleto del Tiranosaurio Rex. También interesante es el Museo de Ciencias e Industria donde encontrará artilugios de la Segunda Guerra Mundial y todo tipo de maquinaria armamentística utilizada por los militares americanos como submarinos y otro tipo de objetos. El Instituto de Arte de Chicago es un museo que alberga una gran variedad de obras de todo tipo como las obras japonesas y las obras de arquitectura y diseño americanas del siglo XX. Mientras el Museo de Arte Contemporáneo es uno de los más grande e importantes de EUA y tiene obras tanto pictóricas como escultóricas o fotográficas de los artistas más emergentes del mundo contemporáneo. El Museo de Historia de Chicago acerca a las personas a la historia social de Chicago con fotografías inéditas, objetos curiosos y muchos documentos fascinantes. 

Los lugares ideales para ir a visitar con toda la familia son el Shedd Aquarium para apreciar especies marítimas de todo el mundo: pirañas, serpientes del Amazonas, tiburones, pingüinos y un espectacular show de delfines. El Adler Planetarium fundado en 1930 es el primer planetario construido en EUA. Encontrará antiguos artilugios para observar el espacio, así como interesantes exposiciones para aprender un poco más sobre el universo. El Zoológico de Lincoln Park en el corazón de Chicago, con entrada gratuita, es un punto de encuentro familiar durante todas las estaciones del año. 

Chicago también es frecuentemente visitado por los espectaculares estadios de sus equipos deportivos de fama mundial, como el Soldier Field (Chicago Bears) Wrigley Field (Chicago Cubs), Guaranteed Rate Field (Chicago White Sox), United Center (Chicago Bulls) y (Chicago Blackhawks), y Toyota Park (Chicago Fire). El más visitado es ahora el estadio Wrigley Field, el segundo más antiguo, y que sigue activo en las Grandes Ligas del Beisbol, sólo superado por el Fenway Park de los Boston Red Sox (1912), porque en 2016 los Chicago Cubs ganaron la Serie Mundial. Está ubicado en el barrio Wrigleyville, al norte del centro de la ciudad. 

La música es otra de las expresiones culturales que en Chicago se pueden disfrutar a plenitud. Cada verano se realizan festivales multitudinarios que concentran a los artistas más renombrados del mundo ya sea de la música popular como clásica. Lollapalooza es el festival de rock más famoso que alberga a los artistas más populares y convoca a más de 2 millones de personas en sus tres días de duración; igualmente famoso por atraer a los principales artistas de fama mundial es el Festival Ravinia; lo mismo que el Festival Grant Park, que se realiza en los paradisiacos jardines del Millennium Park. Pero el festival más representativo de la Ciudad de los Vientos es el Chicago Blues Festival, porque el blues está en el ADN de Chicago; e igualmente significativo es el Chicago Jazz Fest, otro género musical distintivo de esta ciudad del medio oeste norteamericano… Y claro como dejar de visitar el mítico bar Green Mill, otrora refugio bohemio del legendario Al Capone. 

 No se puede dejar de mencionar otros festivales que combina la música y la comida como el Taste of Chicago que alberga a más de un millón de visitantes, o el Chicago Craft Beer Festival que ofrece cientos de variedades de cervezas y mucha música en vivo, amén de otra decena de festivales y conciertos al aire libre y en auditorios cerrados en los tiempos de frio. En suma, Chicago es una ciudad para conocerla y recorrerla de punta a punta. Se necesita mucho tiempo para disfrutarla a plenitud, pero definitivamente es una experiencia inolvidable. 

POR EDUARDO ALEGRIA