Gustavo Prado, Sous Chef Ejecutivo del estadio de los White Sox en Chicago, es el segundo al mando en la cocina y dice que llegó a esta posición después de ser chef por 12 años en el prestigioso Hyatt Hotel, trabajo que obtuvo por recomendación de St. Augustine College tras obtener en junio de 2000, su Certificado de Cocinero Profesional. 

“Me siento orgulloso de ser el segundo al mando en este prestigioso lugar que tiene restaurantes en casi todos los ambientes cerrados del estadio. Esto lo he conseguido gracias St. Augustine College porque me enseñó lo que soy, me abrió los ojos al conocimiento y las puertas al éxito. Fueron ellos los que me consiguieron el trabajo en el Hyatt Hotel”, dijo el reconocido chef originario de Guanajuato, México. 

Gustavo cuenta que en 1999 estaba trabajando para un restaurante griego y uno de sus amigos le dijo que, si estudiaba en St. Augustine College, tendría mejores oportunidades. “Gracias a Dios seguí su consejo”, dijo. “Cuando empecé en SAC estaba en la ‘línea de cocinero’ después de haber sido lavaplatos por dos años. Había aprendido a cocinar porque me quedaba tres horas después de mi horario para que el chef me enseñara. Después de aprender a cocinar yo era como muchos que pensaban que no necesitan estudiar Artes Culinarias, porque creen que en los restaurantes el chef es su mejor profesor. Después me di cuenta que estaba equivocado porque, por ejemplo, a mí el chef me enseñó a cocinar, pero nunca a hacer una receta y menos a hacer presupuestos de las comidas del restaurante. Todo eso lo aprendí en SAC y lo comprobé el día que me entrevisté con el chef del Hyatt Hotel”, cuenta. “Ese chef me preguntó de experiencia y de nombres de salsa, cortes de vegetales, recetas, etc. Después de probarme fue que me dio el trabajo de supervisor”. 

“Aquí en los White Sox llevo cuatro años, y antes en el Hyatt Hotel era uno de los cheff, por tanto, no tenía opciones de seguir ascendiendo. Unos amigos me informaron que la empresa Levy estaba buscando chef para los restaurantes que administran dentro de los estadios de los White Sox, Cubs, Chicago Blackhawks, Arlington Park Horse Race y el Festival Ravinia. Pues fui a aplicar para la posición de Sous Chef Ejecutivo y tuve la suerte de que me contrataran a la semana”, contó. Esta empresa Levy en 1982 fue la pionera en desarrollar el concepto de ofrecer comida fina en el viejo estadio de Comiskey Park (hoy la casa de los Chicago White Sox). En 1985, expandieron sus servicios al estadio Wrigley Field y luego a otros estadios y locales. 

Gustavo llegó a Estados Unidos a los 18 años con una visa de estudiante para aprender inglés. Al final se quedó y tuvo que buscar trabajo; fue así que empezó en un restaurante griego. “Lo que me he dado cuenta es que si uno le pone amor a la cocina todo sabe mejor, y eso lo he comprobado. SAC me enseñó todo eso por lo que estoy muy agradecido de mis profesores: Rafael Pérez y Juanita Cruz, de quienes aprendí mucho”, dijo. 

“Mi sueño es abrir mi propio restaurante de comida mexicana con mi esposa que también es chef. También quiero enseñar a las nuevas generaciones a cocinar con amor”, reveló. “Mi recomendación es que los que trabajan en las cocinas de restaurantes estudien Artes Culinarias, van a tener ventajas ya que tienen la práctica y sólo les falta el conocimiento. Los que no trabajan en restaurantes que no se preocupen, en SAC los dejarán muy preparados, ya que una de las cosas que más me gustaba era que todos los días había prácticas de cocina”.  

“Todo esto lo quiero enseñar y me encantaría hacerlo en St. Augustine College, para así devolver todo lo que me dieron. Sería mi forma de agradecer a SAC porque lo que yo soy ahora se lo debo a ellos”, concluyó. 

Artes Culinarias en SAC 

El Certificado de Cocinero Profesional que obtuvo Gustavo Prado era el que expedía en SAC en aquella época, ya que se trataba de una carrera vocacional. Esta carrera ha evolucionado en SAC, pues hoy se ofrece el Grado Asociado en Ciencias Aplicadas en Artes Culinarias, que luego puede ser complementado con una Licenciatura a nivel universitario en Administración de Hoteles y Restaurantes, que también ofrece St. Augustine College.  

Los estudiantes que terminan el Grado Asociado de Ciencias Aplicadas en Artes Culinarias, estarán calificados para entrar a la industria de servicios alimenticios en posiciones intermedias, por ejemplo: cocineros profesionales, asistentes de chef o sub-chef. Esto es ideal para aquellos que desean obtener destrezas teóricas y prácticas en las artes culinarias, para los que desean buscar empleo en un campo directamente relacionado después de graduarse o para los que tienen la intención de abrir un restaurante u otra empresa del rubro. 

Loa graduados tendrán una comprensión de: 

  • Técnicas, procedimientos, estilos y servicios culinarios.
  • Técnicas básicas y avanzadas de preparación de alimentos.
  • Manipulación sanitaria de alimentos, equipos e instrumentos de cocina.
  • Determinación de costos de una receta estandarizada y de un menú.

 

Por Eduardo Alegria