Por primera vez en la historia de St. Augustine College, dos madres y sus dos hijos tuvieron la dicha de graduarse el mismo día.

 

Madre e hija lo hicieron juntas

Elvia Martínez y su hija Jasmine, compartieron esa alegría al obtener ambas el título de Asociado en Ciencias Aplicadas en Educación Pre-Escolar. “Yo quizás no me hubiera graduado si no fuera por mi hija que me animó a estudiar y sobre todo por la fea experiencia que tuvimos ambas cuando fuimos a trabajar a una fábrica. En ese lugar nos trataban mal, y nos pagaban mal. Fueron tres meses horribles que nos hicieron pensar que lo mejor era ir al College para tener un futuro mejor”, dijo la Sra. Elvia Martínez de 54 años.

“Dos veces intenté matricularme en SAC, pero no me animaba porque pensaba que por la edad eso no era para mí, y también las obligaciones de la casa. Pero cuando fuimos a registrar a mi hija Jasmine, ella fue la que me animó para estudiar y fue la mejor decisión que tomé”, afirmó. “Me daba un poco de miedo no poder con los estudios después de haberlos dejado hacía 20 años. Pero mis hijos me ayudaron y me motivaron. Ahora estoy muy orgullosa de haberme graduado y de ver resultados porque ya tengo ofertas de trabajo”, reveló la madre de cinco hijos.

Su hija Jasmine de 24 años de edad y con un bebé de 10 meses dijo que lo hizo pensando en el futuro de su familia. “Esta graduación junto a mi mama es un sueño, una emoción muy grande. Somos las primeras que nos graduamos en la familia y espero inspirar a mis hermanos porque los estoy animando a que se matriculen en St. Augustine College que hizo mucho por nosotros”.

“No quería volver a trabajar en una fábrica donde nos trataron muy mal. Graduarme fue duro y tuve que sacrificar muchas cosas, pero no quería regresar a esos trabajos donde una vez me corrieron (despidieron) porque me enfermé”, contó. “Me di cuenta que si no estudiaba, mi vida iba a ser de esa manera. Y no quiero eso para mí ni para mi familia. Ahora tengo buenas oportunidades, me han hablado de guarderías y otros trabajos. Voy a comenzar a trabajar pronto”, concluyó.

 

Madre e hijo, fuente de inspiración

Ma Sáenz y su hijo Luis Sáenz están convencidos que son un ejemplo a seguir. Y no se equivocan porque se han graduado el mismo día en la mismo College. Ella obtuvo el título de Asociado en Ciencias Aplicadas en Educación Pre-Escolar y él el título de Asociado en Artes Liberales y Ciencias, con Concentración en Psicología.

“Es una emoción difícil de describir. Graduarnos  fue un poco complicado pero no difícil. Aquí estamos, lo logramos, somos un buen equipo, hicimos un gran esfuerzo y se hizo”, dijo Ma Sáenz con la emoción al tope al final de la ceremonia de graduación. “Primero empecé yo en St. Augustine y luego pude inspirar a mi hijo a que siguiera mis pasos porque había mucha flexibilidad y  buenos consejeros. Tuvimos que aprender a tener disciplina para combinar las tareas del College, mi papel como madre y estudiante. Le saqué tiempo al tiempo. Creo que somos un ejemplo de que cuando hay ganas, sí se puede. Es bastante duro, pero la satisfacción del éxito es muy grande”, concluyó.

Su hijo Luis, con el pecho hinchado de orgullo dijo que “sin el apoyo, las ganas y la fuerza de mi madre, no me habría graduado. Esta es la recompensa más hermosa que un hijo pueda tener: graduarse al mismo tiempo con mi madre. Me lleno de orgullo sobre todo por ella, que se lo merece y me alegra darle esta alegría”, dijo. “Ahora no pienso parar y el próximo semestre regresaré a estudiar para empezar mi licenciatura en Psicología”.